Obras de arte grabadas en la piel

Obras de arte grabadas en la piel

Hace aproximadamente 5 años que el cedrés Aitor Pita Vázquez ha decidido que quería dedicarse de manera profesional al mundo del tatuaje. “La verdad es algo que siempre me ha gustado mucho desde siempre, además yo ya llevo dibujando desde muy pequeño, me decidí a hacer un curso en Santander y a partir de ahí fue cuando empecé a hacer varios tattoos. Al principio solo tatuaba a unos amigos, pero luego empezó a llamarme gente para que se los hiciera también, entonces fui tatuando por otros estudios hasta que el final me fui animando a abrir el mío propio”- comenta Aitor.

Fue hace 2 año, en octubre 2015 cuando este estudio  llamado Smog Tattoo en Ferrol abrió las puertas justamente en la calle Real, pero durante abril de ese mismo año Aitor decidió cambiarse a Cedeira “porque acabo de convertirme en padre recientemente”, en este año el estudio se encuentra ubicado en la plaza Sagrado Corazón, lugar en donde trabaja junto a su compañera, ella se ocupa de la recepción de sus clientes mientras que el se encarga de hacer la mano de obra. Aitor es un tatuador que cuenta con una larga lista de espera que se extiende por varios meses, tanto que en la actualidad se tiene que esperar hasta finales del próximo mes de febrero para poder estar bajos sus manos.

“Yo hago de todo un poco, pero lo que la gente me pide con más frecuencia son los tatuajes realistas, sobre todo si son retratos a blanco y negro”- indica, “es el tipo de trabajo que conocen más personas y además es lo que enseñó más a menudo, por medio de mis cuentas de Facebook e Instagram”- apuntó. “Lo habitual es que la gente llega aquí con una idea que nos cuenta y nosotros simplemente hacemos el diseño a partir de ello, siempre buscamos que cada trabajo sea lo más personalizado posible, tratando que el diseño final sea exclusivo para cada cliente”.- explica al entrevistador.

Cuando se le preguntó por el tiempo que tomaba grabar una de estas obras en la piel, este respondió: “Esto va a depender mucho del dibujo, el tamaño que este tenga y por supuesto la capacidad de aguantar dolor que tenga el cliente, pero a modo general, una pieza que sea un poco grande puede tardar en hacerse entre 4 o 6 horas”- ha asegurado el tatuador, Pero Aitor no solamente realiza sus tatuajes dentro de su estudio, también dedica un tiempo específico para asistir a convenciones y festivales en los cuales se congregan muchos profesionales provenientes de diferentes países, para así mostrar todos sus diseños y como llevan a cabo sus tatuajes.

La última convención a la que asistió fue la Madrid Tattoo Convention, se trata de una de las mayores concentraciones de tatuadores que tiene lugar en España, esta con la participación y apoyo de la Federación Española del Tatuaje, se celebra a principios del mes de julio, dicha convención se incluye dentro del Mulafest, considerado un festival de Tendencias Urbanas que es organizado por Ifema, lugar donde ha recibido su más reciente premio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *